Gestión de incidencias

Imprescindible para ofrecer el mejor servicio a nuestras comunidades, arrendadores y clientes.

Una incidencia es cualquier tarea que se tenga que resolver y que precise un seguimiento. Son ejemplos de incidencia: pedir un presupuesto, reparar una avería, acuerdos de junta, un desahucio, etc.

Al contar con un Calendario y un Gestor de Correo, nos permite desde la propia incidencia contactar vía mail, correo, sms o teléfono con: los copropietarios, el presidente, uno o varios industriales y los compañeros del despacho. Todas las comunicaciones se archivan en la incidencia, así como también las respuestas obtenidas. Los documentos como: presupuestos, fotos, planos, etc., también se guardan en la incidencia.

Un efectivo sistema de avisos nos alerta de las tareas que están fueran de plazo para garantizar que se cumplen todos los compromisos con nuestros clientes y así ofrecer un servicio de calidad.

El informe de las incidencias tramitadas hace patente el trabajo realizado y que a menudo no es reconocido. No basta con hacerlo bien, además hay que demostrarlo.